¿Sabías qué? Los niveles de colesterol en el flujo sanguíneo no están regulados únicamente por lo que comemos y por la producción de esta sustancia en el hígado, la verdadera responsable de controlar la cantidad de colesterol en la sangre es una hormona llamada grelina, esta se encarga de regular el hambre en el cerebro. El colesterol es una sustancia grasa que se produce de forma natural y es necesaria para el organismo, sin embargo, en exceso  puede conducir a la ateroesclerosis, la cual es la acumulación de depósitos en las arterias, y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.