¿Sabías qué? Los lóbulos occipitales contienen el principal centro de procesamiento de la información visual. Si estos se lesionan, la persona afectada no puede ver, aunque los ojos funcionen con normalidad. Este trastorno se llama ceguera cortical, si se daña la parte frontal, se dificulta el reconocimiento de objetos y de caras familiares, así como la interpretación con exactitud de aquello que se ve.